6 tradiciones de Oaxaca que todos deberían adoptar

Oaxaca tiene una combinación en sus tradiciones de la cultura de los antepasados y la cultura actual, un estado que no deja perder sus costumbres, las adapta a los nuevos tiempos y necesidades.

Algunas de sus tradiciones menos conocidas, pero que todos los estados de la República deberían seguir, son las siguientes:

Hacer Tequio, el Tequio es una forma de altruismo que es enseñada a los niños por sus familiares o profesores, los adoctrinan para trabajar organizadamente en obras de beneficio o interés colectivo, así los pequeños aprenden el valor del bienestar común.

 Los lunes del cerro, también conocida como la fiesta de la Guelaguetza, es una tradición ancestral de raíces prehispánicas en la que se agradece la llegada de las lluvias y las cosechas, representantes de todas las regiones del estado comparten su cultura con el mundo a través de bailes, artesanías y gastronomía.

La tradicional boda oaxaqueña, dura tres días, en el primer día se celebra la unión civil, en el segundo se celebra la ceremonia religiosa y se realiza el banquete donde se hace el “son de la cooperación”, donde los invitados bailan con un cantarito en el que se coloca dinero, al terminar la canción este se rompe frente a la pareja como señal de su buena fortuna en la nueva etapa de su vida.

En el tercer día los novios anuncian la consumación de su matrimonio y se efectúa otro festejo.

El día de la Samaritana, se celebra el cuarto viernes de cuaresma, durante este día deben regalarse aguas frescas y nieves. En plazas y sitios públicos es donde se colocan puestos adornados con flores y cintas de colores. Nadie pasa por allí sin siquiera tomar una muestra de agua o nieve.

El martes de brujas, esta tradición anuncia la llegada de la cuaresma, las “brujas” son lámparas de petróleo que protagonizan un encuentro nocturno en el que se comparten tamales y atole en la plaza principal de San Cruz Xoxocotlán, mientras se disfruta de música en vivo y otros eventos culturales.

Las velas istmeñas, una festividad organizada por uno o varios mayordomos apoyados por capitanes. Se organizan misas y fiestas en casa del mayordomo y un desfile en carros alegóricos para la “tirada de frutas”, donde las mujeres arrojan frutas y regalos a los espectadores.

Oaxaca, es sin duda, un estado que se caracteriza por su generosidad hacia sus habitantes y visitantes.

Por: El Dictamen

Comentarios

comentarios

Deja un comentario