8 cosas que hacer en Oaxaca

1.Visita la zona arqueológica de Mitla

Oaxaca es un destino rico en zonas arqueológicas y una de ellas es Mitla. Este complejo se encuentra en el norte del Valle de Tlacolula. Se trata de un sitio fascinante cuyos monumentos están divididos en cinco conjuntos.

Sin duda alguna, quedarás fascinado con sus imponentes edificios. Además, se dice que, si entras a uno de los sótanos y abrazas una estructura circular que se encuentra al fondo, sabrás cuántos años de vida te quedan. ¿Te atreverías?

Mitla
Costo: Entrada general $70.00
Horario: De lunes a domingo de 8:00 a. m. a 15:00 p. m.

2. Conoce el Museo de los Pintores Oaxaqueños

Oaxaca es un estado que ha visto nacer a numerosos personajes importantes para nuestra historia como Porfirio Díaz, Benito Juárez y los hermanos Flores Magón. No obstante, también ha sido cuna de grandes talentos artísticos como los célebres pintores Rufino Tamayo y Francisco Toledo.

Es por ello que, visitar este museo es algo que no puedes dejar de hacer. Aquí encontrarás una serie de exposiciones que te permitirán acercarte a la obra de artistas gráficos y plásticos de origen oaxaqueño. También puedes acudir a alguna de las actividades programadas como conciertos, conferencias, talleres y lecturas.

Museo de los Pintores Oaxaqueños
Costo: Entrada general: $20.00
Horarios: De martes a domingo de 10:00 a. m. a 6:00 p. m.

3. Visita el Jardín Etnobotánico de la ciudad de Oaxaca

Este sitio forma parte del actual Centro Cultural Santo Domingo –antiguo Convento que llevaba el mismo nombre y que fue construido por frailes dominicos entre los siglos XVI y XVII.

Aquí encontrarás una gran muestra de las plantas que son originarias de Oaxaca y que provienen de distintas regiones del mismo estado. Así que prepara tu cámara porque este Jardín es un lugar impresionante. Seguramente serás cautivado no solo con el paisaje y la diversidad de flora que hay en Oaxaca sino con la explicación del guía que te lleve por los laberintos del Jardín.

Jardín Etnobotánico de Oaxaca
Costo: Entrada General $50.00
Horarios: De lunes a sábado en tres horarios; 10:00 a. m., 12:00 y 17:00 p. m.
Te recomendamos llegar con diez minutos de anticipación.

4. Prueba las tlayudas

Si hay algo que no puedes dejar de probar cuando vayas a Oaxaca, es su gastronomía. Y es que dicho estado es famoso por sus delicias culinarias. Entre ellas tenemos el famoso chileajo –un mole tradicional de Huajuapán de León–, los piedras y, por supuesto, las exquisitas tlayudas o clayudas.

Las tlayudas son enormes tortillas de maíz doradas cuyo diámetro puede alcanzar los 30 centímetros. Suelen estar acompañadas con quesillo, frijolitos, cecina de puerco, etcétera. Puedes acompañar este delicioso platillo con un buen mezcal o con un refrescante tejate.

5. Da un paseo por el Centro Histórico y conoce la iglesia de Santo Domingo

Puedes disfrutar de una tarde muy agradable dando una caminata por el Centro. Déjate maravillar con la belleza y colorido de sus edificios y date una vuelta por el Mercado Municipal.

Otro imperdible es que te lleves un pedacito de Oaxaca comprando algún lindo recuerdo. A lo largo de las calles encontrarás preciosas artesanías regionales e incluso blusas muy bonitas hechas con telares por solo $50.00, una verdadera ganga.

Después o durante el paseo, no dejes de visitar la iglesia más famosa de Oaxaca, la de Santo Domingo. Esta es una preciosa construcción que fue inaugurada en el año 1603. Posee un estilo barroco y, gracias a su belleza, en 1933 fue declarada Monumento Histórico.

Stefany Cisneros/México Desconocido

6. Vive la Guelaguetza

Esta festividad es la máxima del estado de Oaxaca. Se lleva a cabo durante el mes de julio y tiene sus orígenes en la época prehispánica. Se trata de un festejo donde todos son bien recibidos. En el ambiente permea una sensación de comunidad que se queda en el corazón.

Además, mientras la Guelaguetza se celebra, hay grupos de baile, pertenecientes a distintas regiones de este mágico estado, que, acompañados de música tradicional y la vestimenta representativa de su comunidad, regalan hermosas danzas a los espectadores. ¡No te puedes perder esta experiencia!

7. Escápate a Santa María del Tule y visita un árbol milenario

Cerca de la ciudad –a tan solo 11 kilómetros– está Santa María del Tule, un pequeño pueblo que esconde numerosos encantos en sus entrañas. Uno de ellos, y quizá el más destacado, es el Árbol del Tule. Se trata de un descomunal ahuehuete que tiene más de 2000 años de vida y cuyo tronco es el más grande del mundo –su diámetro mide más de 14 metros.

Durante tu visita, te recomendamos dejarte llevar por los pequeños niños guías. Ellos te darán una pequeña introducción y te mostrarán las formas que se pueden apreciar en el árbol. Sin duda, pasarás un momento muy agradable a cambio de una cooperación voluntaria.

8. Sorpréndete con la zona arqueológica de Monte Albán

Se trata de una de las ciudades mesoamericanas más importantes. Fue fundada en el año 500 a. C. y habitada por distintas culturas. Entre ellas se encuentra la zapoteca la cual estableció ahí su capital. Cabe destacar que este invaluable legado de nuestros antepasados, se encuentra a tan solo 8 kilómetros de la ciudad de Oaxaca.

Monte Albán
Entrada general: $75.00
Horarios: De lunes a domingo de 8:00 a. m. a 4:00 p. m.

Ignacio Guevara

Fuente mexicodesconocido.com

Comentarios

comentarios

Deja un comentario