Al alza el dengue en Oaxaca; ocupa el cuarto lugar a nivel nacional

Juchitán, Oax.- Con mil 193 casos de dengue confirmados, de los cuales el 40 por ciento están hospitalizados, 9 mil 224 casos probables y 2 menores fallecidos hasta la semana epidemiológica número 39, el estado de Oaxaca ocupa el cuarto lugar a nivel nacional y sexto en incidencia, informaron autoridades de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO).

En contraste con las cifras actuales,  en el 2018 la Secretaría de Salud a través de la Subsecretaria de Prevención y Promoción de la Salud y la Dirección General de Epidemiología reportó un total de 53 casos de dengue confirmados y dos defunciones en Oaxaca, cifra menor a la que ocurre hasta esta semana epidemiológica número 39 que abarca hasta el 3 de octubre de este año.

En el Istmo de Tehuantepec, según reportes de las autoridades de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), 207 personas viven con dengue, es decir ocupa el segundo lugar a nivel estatal; el primero lo encabeza la región de los Valles Centrales y el tercero la zona de la Sierra oaxaqueña.

De los 207 casos según reportó la SSO, 121 son dengue con signos de alarma, 15 dengue grave y 71 no grave. “Los casos están distribuidos en 23 municipios y 32 localidades, siendo los más afectados: Unión Hidalgo, Chahuites, Juchitán, San Pedro Tapanatepec y Salina Cruz”.

Asimismo los SSO aseguraron que de existen 5 fallecimientos asociados al dengue en esta zona de Oaxaca, los cuales aún no se determinan y están en estudio.

Sin embargo a pesar de que el sector salud reporta sólo dos casos, en los municipios de San Pedro Tapanatepec y Santa María Mixtequilla familiares de dos menores fallecidos denunciaron que la causa fue probable dengue, aunque hasta la fecha se encuentran en estudio de laboratorio.

Autoridades municipales de Juchitán y Unión Hidalgo comenzaron labores de descacharrización porque en ambas localidades los casos de dengue van en aumento.

El rango de edad más afectada con dengue, según reportan las autoridades, es de 5 a 29 años, que ocupa un 60 por ciento, y por género son las mujeres, con un 57 por ciento, y hombres con 43 por ciento.

“Un mosquito acabó con la vida de mi hijo”

A Rafael, de 5 años de edad, el dengue hemorrágico acabó con su vida. Es el primer caso de los dos que hasta el momento reconocen las autoridades de salud en la entidad; el otro es el de deceso de una niña de 7 años de edad originaria de Santa María Huatulco.

En el hogar de Rafael, oriundo del municipio zapoteca de Unión Hidalgo, desde hace tres meses el dolor sigue siendo el mismo como aquel 29 de julio cuando su cuerpo no soportó más los síntomas y afectaciones del dengue y murió.

Su madre, Miriam, aún no comprende cómo la picadura de un mosco, un insecto que se mira insignificante, la dejó sin el menor de sus hijos y probablemente acabó también con la vida de su hija de 12 años de edad, que falleció 40 días antes que Rafael, probablemente por dengue, aunque fue sepultada sin conocer su diagnóstico.

“Mi motor ahora es mi hija de 7 años, la única que me sobrevive, he perdido a mis dos hijos en menos de 40 días y con los síntomas similares, me duele tanto porque mi hijo de 5 años ingresó al Hospital no grave, sin embargo el pediatra me dijo que pasando la fiebre venía lo más complicado y él no lo superó, su cuerpo no toleró los alimentos y bebidas y finalmente le dio un shock y murió”.

El pequeño Rafael es originario de Unión Hidalgo, en el Istmo de Tehuantepec y vivía en el barrio Venteños en donde más de 20 personas, en su mayoría menores han presentado síntomas de dengue clásico y otros más hemorrágico, algunos inclusive están internados en el Hospital civil de Juchitán, y otros son atendidos en clínicas privadas.

A través de redes sociales la ciudadanía ha hecho el llamado urgente a las autoridades municipales, estatales y federales para que controlen esta epidemia que se ha extendido por todo el estado y que pareciera incontrolable, debido a que las autoridades apenas han comenzado las campañas de limpieza y descacharrización y el tema de las fumigaciones se hace de forma esporádica.

Fuente Aristegui

Comentarios

comentarios

Deja un comentario