CNTE organiza su propia Guelaguetza en Oaxaca

Integrantes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y opositores a la instalación de minas y obras de gran impacto en Oaxaca celebraron su propia Guelaguetza.

​​Los maestros realizaron su festejo en el estadio de futbol de Los Alebrijes y en inmediaciones del municipio de San Martín de los Cansecos. Entre música y baile de las ocho regiones de Oaxaca, el líder de la sección 22 de la CNTE, Eloy López Hernández, afirmó que la Guelaguetza que organizan los profesores es la “verdadera fiesta del pueblo y para el pueblo porque no se mercantiliza la imagen de los pueblos originarios, como ocurre en la Guelaguetza oficial”.

Indicó que realizaron su Guelaguetza para exigir respeto a la educación laica y gratuita, así como el castigo a los responsables de la represión de Asunción Nochixtlán el 19 de junio de 2016 y reclamó al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador la abrogación de la reforma educativa y la inclusión de sus demandas en las leyes secundarias de la nueva legislación.

En tanto, en el municipio de San Martín de los Cansecos, más de 50 representantes y organizaciones sociales de pueblos indígenas conmemoraron la Guelaguetza de los pueblos de Oaxaca contra la minería.

Entre las organizaciones que se oponen a la minería y que exigen la cancelación de 322 concesiones y los 41 proyectos mineros vigentes en Oaxaca, están 17 organismos no gubernamentales y 52 comunidades indígenas que manifestaron que han presentado 22 casos de afectaciones por la minería.

Denunciaron que las concesiones mineras vigentes en Oaxaca se impusieron sin el consentimiento previo, libre e informado de las comunidades y en violación al derecho a la libre determinación y autonomía. Según datos revelados por Servicios Universitarios y Redes de Conocimiento Oaxaca (Surco), al menos 40 mil hectáreas del Istmo de Tehuantepec y sierra sur han sido concesionadas por la Secretaria de Economía a mineras extranjeras, afectando a municipios como Santo Domingo Tehuantepec, San Miguel Chimalapa y San Carlos Yautepec.

Pedro Orozco Márquez, defensor comunitario ikojts de San Dionisio del Mar, manifestó que la Guelaguetza contra la minería es una muestra de rebeldía y significa la lucha organizativa de los pueblos porque la intención es resistir ante las empresas mineras que a toda costa quieren adueñarse del territorio oaxaqueño.

Por: Milenio

Comentarios

comentarios

Deja un comentario