Coca-Cola prepara su primera bebida con alcohol en sus 130 años de historia

Coca-Cola lanzará este 2018 la primera bebida con alcohol en los más de 130 años de historia de la compañía. La nueva lata se venderá en Japón, según ha anunciado Jorge Garduño, presidente de la unidad comercial en el país nipón y hasta hace un año director general de Coca-Cola Iberia. “Se trata de una categoría conocida en Japón como Chu-Hi”, explica Garduño en una publicación corporativa. “Es una bebida enlatada que incluye alcohol. Tradicionalmente, está hecha con una bebida destilada llamada shōchū y agua con gas, además de algunos aromatizantes”. El shōchū tiene una graduación alcohólica cercana al 25%, comúnmente destilada de cebada, batata o arroz, de forma que es más débil que el whisky o el vodka y más fuerte que el vino o el sake.

El directivo asegura que esta bebida con alcohol será “única” en la historia de la compañía, cuyos productos salieron al mercado en 1886, ya que Coca-Cola siempre se ha centrado en bebidas no alcohólicas. A pesar de ello, lo califica como un “experimento modesto para una porción específica” del mercado de la compañía. “La categoría Chu-Hi se encuentra casi exclusivamente en Japón (…) pero no creo que en el resto del mundo se espere ver este tipo de productos de Coca-Cola”, ha añadido en la entrevista corporativa.

Garduño, al frente del negocio japonés desde julio del año pasado, ha incluido la bebida con alcohol dentro del catálogo de nuevos productos con los que quieren innovar y que saldrán al mercado en breve. “No hemos experimentado anteriormente en la categoría de bajo contenido de alcohol, pero es un ejemplo de cómo seguimos explorando oportunidades fuera de nuestras áreas centrales”, asegura el directivo mexicano.

Durante décadas, la comercialización de Coca-Cola en Japón se ha destacado como un mercado casi único por la gran variedad de opciones de bebidas que se ofrecen. Solo en 2016, la compañía  lanzó 100 nuevos productos, algunos eran marcas nuevas y otras variaciones de los más populares.
En Japón, Coca-Cola ya innova con otros nuevos sabores, como el de la marca de té Ayataka. “Crea una nueva opción para los consumidores que prefieren el sabor ligero y desean disfrutar de la riqueza del té verde”, explica el directivo. En la categoría espumosa, también presentarán The Tansan, una bebida con la carbonatación más fuerte que existe en el país, ideada para “los amantes de los espumosos adultos conscientes de la salud”, según la compañía estadounidense.
Las bebidas bajas en azúcar o sin azúcares añadidos representan el 62% de la oferta de Coca-Cola en Japón, y supusieron el 92% del crecimiento de su volumen de unidades en 2016, según datos de la compañía. Además de bebidas carbonatadas, que representaron el 25% de las ventas en Japón en 2016, comercializa otras como té, agua embotellada, bebidas para deportistas o café.
Entre la inmensa variedad hay una variante de bebidas llamada Foshu, que significa alimentos específicos para usos de salud, y que cuentan con certificado del Gobierno de que son beneficiosos para la salud. Entre ellas, está, por ejemplo, la Coca-Cola con fibra, comercializada como Coca-Cola Plus, un Aquarius con 1.000 mg de vitamina C, o Galcau sleepwater, una bebida con L-teanina, un aminoácido al que se atribuyen propiedades para reducir la ansiedad e inducir al sueño.

Fuente: Agencias

Comentarios

comentarios

Deja un comentario