Elementos de la Marina acribillan a familia que viajaba a Piedras Negras

De acuerdo a las versiones extraoficiales, desde un helicóptero los marinos dispararon en contra del vehículo en que viajaba la familia por la carretera a Piedras Negras, Coahuila y tenía como destino su casa en la colonia Nuevo Progreso

Una mujer y sus dos hijas, de 3 y 5 años, murieron durante el enfrentamiento a balazos entre sicarios y elementos de la Secretaría de Marina en Nuevo Laredo, Tamaulipas. Pero el comunicado oficial los omitió. Ni una letra.

Las víctimas son Nellely “N”, de 28 años, y sus hijas de 6 y 4 años. Efraín “N”, de 25 años, esposo de la mujer y padre de las menores resultó lesionado. De acuerdo con el diario El Mañana de Nuevo Laredo, la familia fue atacada a balazos desde el helicóptero de la Marina, que habría disparado mientras circulaban por la Carretera a Piedras Negras, Coahuila y se dirigían a su hogar en la colonia El Nuevo Progreso. Algunas versiones señalan que desde el helicóptero se habrían lanzado incluso granadas de fragmentación.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 02:20 horas de la mañana del domingo en Tamaulipas, uno de los estados más violentos de Méxicoy escenario de habituales choques entre las fuerzas de seguridad y el crimen organizado, y entre cárteles que se disputan la plaza. La Secretaría de Marina informó sobre el enfrentamiento con sicarios sin mencionar el ataque a la familia. Únicamente dijo que en las emboscadas murió un marino y 13 más resultaron heridos.

La dependencia informó que personal naval fue agredido con armas de fuego en distintos puntos de Nuevo Laredo. La primera agresión ocurrió durante un patrullaje realizado en la Ciudad de Nuevo Laredo, cuando elementos de la Marina recibieron disparos de arma de fuego desde vehículos en movimiento, por lo que repelieron la agresión. El enfrentamiento dejó como resultado a tres elementos navales heridos de gravedad, y a un presunto delincuente abatido.

En una segunda acción, elementos navales que acudieron a brindar apoyo y atención medica al personal naval que había sido agredido, sufrieron una emboscada aproximadamente a 600 metros de la citada instalación por personas presuntamente pertenecientes a la delincuencia organizada. En este ataque seis marinos resultaron heridos y uno más perdió la vida.

El tercer ataque ocurrió cuando personal naval de otra Base de Operaciones, acudió a apoyar a los elementos navales que se encontraban heridos Al igual que en el segundo caso, fueron agredidos por presuntos criminales. Resultado de este evento cuatro elementos navales fueron lesionados y tres agresores fallecieron en el lugar.

Foto: Especial
El País, diario español con corresponsales en México y con sede en Madrid, detalla: “Las menores viajaban con sus padres en una camioneta por la carretera que comunica el aeropuerto con la ciudad de Piedras Negras, en Coahuila. La camioneta quedó en medio de la balacera y el plomo alcanzó a las dos niñas y a su madre. Las tres murieron. Las niñas se llamaban Shelsea Abril Rojas y Kenia Azul Rojas, de cinco y tres años. Otra menor, esta de 12 años, prima de las anteriores, resultó herida, igual que el padre”. “En un comunicado divulgado esta tarde, la Armada ha dado su versión de los eventos de la madrugada. Ni una palabra de las niñas, de daños colaterales. Nada”, agrega.

De acuerdo con el diario  El Mañana, el comunicado refiere que sicarios emboscaron a los marinos hasta en tres ocasiones, en diferentes puntos de la ciudad. “En la primera, tres marinos resultaron heridos y un presunto atacante acabó muerto. En la segunda, marinos que salían de su base a apoyar a sus compañeros sufrieron de nuevo un ataque. Seis efectivos resultaron heridos y otro, un capitán, acabó muerto. En la tercera, sicarios atacaron de nuevo a otro convoy de marinos que acudía en auxilio de los demás”.

Luego, la publicación madrileña destaca:

“La madre de la prima de las niñas fallecidas ha denunciado que el helicóptero de la Marina disparó sobre la camioneta en que iban sus familiares: ‘Comenzó el helicóptero a aventar granadas. La primera no les hizo nada, pero siguieron aventándoles desde arriba y empezaron a balacearlos’. Según su versión, desde el helicóptero les habrían confundido con sicarios. Detenido el carro, los marinos se han acercado, se han dado cuenta de que se trataba de una familia y uno habría ordenado a los demás que les ‘mandaran una ambulancia’. De momento no han trascendido testimonios de otros testigos que corroboren lo anterior”.

De acuerdo con El País, la mujer supo enseguida de lo ocurrido porque su hija le llamó por teléfono a los pocos minutos. “Me llamó cuando sucedió todo, aproximadamente a la una de la mañana. Yo llegué de volada -muy rápido- y la niña me gritaba: ‘ayúdame mamita, me estoy desangrando, no me quiero morir. Mi tía se está muriendo’. Antes de que llegara al lugar, una de sus primas, Kenia, de tres años, murió, igual que su tía.

El diario El Universal publica hoy, en su portada, un acto de heroismo de la policía. Cita fuentes extraoficiales. “Un enfrentamiento en Reynosa presuntamente dejó el domingo un saldo de tres delincuentes muertos, así como una madre de familia que quedó con sus hijos en medio de los disparos y un niño de 2 años de edad que resultó herido. Circulan en redes sociales imágenes de los hechos, en los cuales se observan a policías estatales que en la balacera protegieron a un niño. Fuentes gubernamentales de forma extraoficial señalaron que la tarde de hoy los policías fueron emboscados y se registró una balacera en el libramiento Monterrey a Matamoros, a la altura de la colonia Condado del Norte. Participaron presuntos delincuentes contra policías estatales. En las imágenes se observa abajo de una patrulla que está estacionada a un niño acostado en la carpeta asfáltica y un policía uniformado que lo protege con su cuerpo abrazándolo”.

La foto que muestra es la de los policías auxiliando al menor.

Fuente: Proceso

Comentarios

comentarios

Deja un comentario