Inauguran Pinceladas con Sabor a Oaxaca

Morelia, Michoacán.- El diputado Eduardo Orihuela Estefan, realizó el día de hoy, la declaratoria de inauguración del evento Pinceladas con Sabor a Oaxaca, en las instalaciones del Congreso del Estado de Michoacán.

“La cultura mexicana es una gran mezcla de elementos: desde los pueblos prehispánicos, la época colonial, las guerras posteriores y los tiempos modernos, cada uno de los 32 estados tiene una historia valiosa y particular.

“Pero hay elementos que compartimos todos: los valores, la importancia de la familia y por supuesto, la solidaridad.

“La solidaridad es apoyar, es dar desde el corazón, es unirse por una misma causa. Justamente en el idioma zapoteco existe la palabra guelaguetza, que significa cooperar. Este concepto se ha convertido en el evento cultural más reconocido de México.

“Cada año, la Guelaguetza une las ocho regiones del estado de Oaxaca en un festival de bailes, música y colores.

“Hoy, apoyando la iniciativa de la Caravana Cultural en los Congresos Estatales, recibimos con gusto en el Congreso del Estado de Michoacán el evento Pinceladas con Sabor a Oaxaca, lo anterior a un mes de que se realice en el estado de Oaxaca la Guelaguetza, se hace un esfuerzo para difundir este gran evento y el arte oaxaqueño: su música, sus pinturas, sus textiles y sus bebidas.

“Acerquémonos como hermanos, Michoacán y Oaxaca. Los dos tenemos gran diversidad de regiones, profundas raíces, grandes artistas, extraordinaria comida, y tradiciones que agregan color y alegría a nuestros días”.

Tras dar la bienvenida a todos y cada uno de los asistentes, hizo mención y felicitó de manera muy particular a la coordinadora de la Caravana, María Concepción Salud Chicatti; a la profesora Anabel Román Cruz, pionera de la Guelaguetza infantil; a la diputada Gabriela Ceballos, presidenta de la Comisión de Cultura y Artes de este Congreso y, sobre todo, a todos los pequeñitos, niños y niñas que viajaron desde Oaxaca hasta nuestro estado, para compartirnos su alegría y su cultura.

Por: Contramuro

Comentarios

comentarios

Deja un comentario