Mujer muxe, el tercer género, protagoniza revista Vogue México

La portada de la revista de moda Vogue México, en su edición de diciembre 2019, es protagonizada por una mujer muxe o muxhe: persona que nace con genitales masculinos pero asume roles femeninos, y cuyo origen se encuentra en Juchitán de Zaragoza, Oaxaca.

La imagen fue capturada por el fotógrafo de moda británico Tim Walker, y en el trabajo también intervino la periodista y estilista de moda británica Kate Phelan. En un editorial de Vogue México que ya circula en internet, la revista acota características de la comunidad muxe:

(Muxe es) un tercer género que vive y se expresa libremente en este lugar (Juchitán de Zaragoza). Los muxes han existido en esta tierra desde tiempos prehispánicos, bordando con exquisita perfección una parte de las muchas tradiciones que conforman este lugar, considerado cuna de insurgentes”.

En el mismo editorialVogue México desarrolla una amplia recopilación de la comunidad muxe y aparecen diversos miembros, ataviados con sus ropas tradicionales, en ocasiones realizadas por ellas mismas: “Ser muxe es una dualidad. Llevamos el rol dependiendo de las circunstancias”, dice a Vogue México Pedro Enrique Godínez Gutiérrez.

(Muxes) representan el poder del tercer género, de una comunidad que ni siquiera el siglo XXI es capaz de encasillar. Sus historias conforman caleidoscopio imposible de entrar en escasas páginas”. Editorial de Vogue México.

Documental sobre muxes

Para saber más sobre muxes, se puede consultar el documental de Lila Downs, Al son del chile frito; el título proviene de bandas de la costa chica de Oaxaca, que tocan chilena y merequetengue en fiestas populares, y aborda el tema de los muxes. La zona colinda con el estado de Guerrero y en ella hay población afromestiza.

En total aparecen en el filme unos 200 músicos, entre la banda La Misteriosa de Downs y otros como un joven que se identifica como muxe (pronunciado mushe), género con que se define en la región zapoteca a una persona nacida con genitales masculinos que asume roles femeninos.

En una escena el joven comienza a tocar música vestido de acuerdo a su nueva identidad de género sin que su banda se incomode. Pero en otra aparece con su madre, quien le cuenta a Downs lo difícil que fue aceptarlo en esta nueva etapa debido a su religión cristiana.

Fuente Unotv

Comentarios

comentarios

Deja un comentario