Precandidata de Morena en Oaxaca, víctima de denostaciones y violencia política

Oaxaca de Juárez  – Carmen Bautista Peláez quién ha sido reconocida en la región de la Costa por su trabajo entorno a Morena, en los últimos días ha sido víctima de una campaña de agresiones por razón de género, denigrando su trabajo político simplemente por ser mujer.

Luego de divulgarse la lista de posibles candidatas y candidatos del partido Morena al Congreso Federal, Carmen Bautista Peláez; aspirante a la diputación federal por el IX distrito con cabecera en San Pedro Mixtepec se convirtió en blanco de ataques misóginos a través de notas, videos y memes que han circulado en redes sociales desde cuentas anónimas, mismas que pretenden afirmar que Bautista Peláez debe la candidatura a su sexo.

María del Carmen dejó de tener un nombre para convertirse en “la nalga de Salomón”, ante la apatía y el silencio de organizaciones, de instituciones encargadas de procurar la equidad y de partidos políticos.

Derivado de los ataques, María del Carmen Bautista Peláez presentó ante el Ministerio Público una demanda en contra del PRI y quienes resulten responsables por el delito de difamación y violencia política contra mujeres; esto luego de que desde el pasado domingo 24 de febrero comenzara a circular en redes sociales y portales de internet, contenido en el que se hacía alusión a que la candidatura la había conseguido gracias a una presunta relación con el coordinador estatal del partido, Salomón Jara Cruz.

Los insultos y denostaciones contra Bautista se acompañan con fotografías tomadas de sus redes sociales.

En entrevista, la integrante del partido Morena en la región de la Costa, responsabilizó al PRI de esta campaña negra en su contra, que surge consideró, por las posibilidades que tienen ella y Morena de ganar el distrito, por lo que buscan bajarla de la candidatura.

Explicó que ha sido militante activa de Morena desde su fundación, así como enlace distrital del partido en la Costa.

Cuestionada en torno a la posibilidad de que la campaña negra sea de militantes de Morena, expuso que durante el proceso al interior de ese partido no hubo señalamientos y, que para aspirar a la candidatura participó en un proceso interno para ser consejera estatal en el que se vio beneficiada al tener la mayoría de votos entre cinco hombres y cinco mujeres, ratificada después por la dirigencia nacional del partido.

Explicó que, “presenté la demanda correspondiente y hago un llamado a las autoridades competentes, a que implementen acciones a fin de detener la violencia política y psicológica en contra de las mujeres que buscan un espacio político”.

Hasta el momento, ninguna organización o autoridad se ha pronunciado en contra de este caso de violencia política de género, pese a las leyes vigentes en la materia.

Comunicado

Comentarios

comentarios

Deja un comentario